Oficinas en Leioa

Apertura en las áreas de trabajo contra hermeticidad en las salas técnicas: un contraste de dos programas para un mismo espacio obligan a posicionar una serie de paquetes cerrados en el centro del local, formando una gran caja negra que se aleja de la luz natural y parte la planta en dos mitades con programas no simétricos. A un lado, un pasillo de acceso a laboratorios y zonas de pruebas; al otro, un único espacio con mesas de trabajo y una caja de vidrio para los despachos privados. Ambas zonas se comunican en la zona de testero, que recibe luz por tres caras y sirve de espacio común para todos los trabajadores. La polaridad que define el proyecto se acentúa en los materiales utilizados, chapa metálica perforada retroiluminada para las pieles de las zonas técnicas y mampara de vidrio para las zonas de trabajo.